SPANISH SUMMARY

“El fracaso simplemente no era una opción, y estaba a punto de agotar todos mis ahorros para abrir un negocio.”

Desde pequeña oía esa voz dentro de mí, la cual me daba fuerzas para salir adelante y cumplir con mis objetivos.

Nací en un pueblo pequeño, en Brasil. Mientras viví en mi ciudad natal sentí que no sería fácil salir adelante.

Diferentes Países, diferentes Mundos

Cuando tenía 24 años volví a oír esa voz nuevamente dentro de mí, sintiendo la necesidad de explorar otros mundos, sabía que había algo grande para mí. Probé en Portugal, y luego en USA.

Surgían Nuevas Esperanzas

Conseguí trabajo en una corporación grande que administraba los Restaurantes de parrillas Brasileras, teniendo la oportunidad de desempeñarme en funciones importantes, las cuales me sirvieron para poder aprender el manejo de este negocio.

Conocí a Mario, mi actual marido, compañero y socio, quien hasta ahora me apoya y me da esperanzas en todos mis esquemas, planes y proyectos.

Soñaba que algún día llegaría a ser la dueña de un restaurante. Así comencé a escribir mis proyectos y todos los pasos a seguir para lograr un futuro mejor. Dí mi primer paso y compréé una casa. Luego, el sueño de tener mi propio Restaurante, finalmente llegó la hora de tomar la decisión más difícil de mi vida … Arriesgar todos mis ahorros personales y abrir el negocio, el fracasar no era una opción después de tantos años de planificación.. Mi voz interior decía… este es el momento.

Comenzamos en el 2012, con un inversionista amigo de Mario quién se mostró muy interesado en el negocio.

Padeciendo la Tormenta

Todo lo planificado salió bien, excepto el confiar en mi socio que me defraudó. Lentamente las cosas se empezaron a poner amargas, este dilema nos llevó a juicio pero aun así, esta experiencia me ha fortalecido lo suficiente como para seguir luchando. No había llegado hasta aquí tan lejos para darme por vencida y terminar mal. Después de ésta terrible experiencia, me sentí una sobreviviente, pero fui una sobreviviente que se hallaba en un bote salvavidas flotando en un gran mar de deudas. Afortunadamente, todavía tenía el apoyo incondicional de mis padres y de mi mejor amiga Claudia, en Brasil. Siempre cuando las cosas se ponían difíciles podía llamarles y sentir en sus palabras el apoyo y la esperanza.

Al tercer año mi contador me dijo: “Continúa haciendo lo que hasta ahora”, los números muestran cerca del ¡Millón en las ventas! Brasil Express es ahora un restaurante pequeño y próspero, con una leal clientela. Estoy muy orgullosa y disfruto mucho de mis responsabilidades como empresaria. ¡Gracias a Dios escuche mi voz interior!

Recomiendo a todos aquellos jóvenes que tienen un sueño, que trabajen para obtenerlo, ahorrando e invirtiendo, y por sobre todas las cosas tener fe, oír esa voz dentro de ti, para que ellos se conviertan en una realidad.

Preguntas de Reflexión

¿Qué haces cuando sientes que no te integras?

¿Oyes una voz interior dentro de ti? ¿La escuchas? ¿Qué es lo que te dice?

¿Cuál es el mayor riesgo que has tomado? ¿Lo volverías a hacer?